MÉRIDA Y EL COVID 19

Visitar el Centro Histórico de la Ciudad de Mérida en esta pandemia deja una extraña sensación: como si todo estuviera dentro de una botella de cristal y el sol fundiera a las pocas personas que caminan en la calle. Tengo para mi sola todos los edificios principales que la conforman, pero lo que no tengo es ese entusiasmo de tomar fotografias de cada uno de ellos, siento que al hacerlo plasmaré la soledad inminente que desgarra todas las paredes y las calles; el tapabocas que llevo comienza sofocarme y los recuerdos de Mérida en Domingo, La Noche Blanca y demás eventos que se llevan a cabo en el Centro Cultural Olimpo, pasan ante mis ojos con la misma rapidez que me pongo el gel en las manos cada vez que toco algún objeto en la calle. Giro mi cuerpo para enfocar la emblematica Calle 60: mis pensamientos se fugan como la interminable nostalgia de esa mañana. Al final respiro hondo y tomo algunas fotos en donde el sol les deja un brillo lacerante y, en otras se instala la esperanza…

Publicado por

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s